VÍDEO 3D E INFOGRAFÍAS VILLA CARDOL

Vídeo 3D Villa Cardol

VÍDEO ANIMACIÓN 3D E INFOGRAFÍAS PARA UNA VILLA EN MONTEMAYOR ALTO (BENAHAVÍS, MÁLAGA)

El estudio Arquitectura Marcos Sánchez solicita un proyecto de infografías y vídeo animación 3D de exteriores para la Villa Cardol, una vivienda aislada con piscina en la urbanización Montemayor Alto, en Benahavís (Málaga). La casa cuenta con un diseño contemporáneo, un jardín exótico y un enclave con vistas al área metropolitana Marbella y Puerto Banús.

La vivienda se sitúa en un enclave residencial montañoso, por lo que deja lugar a unas atractivas vistas naturales que debían percibirse en el vídeo de la arquitectura. También aquellos condicionantes del lugar como el sol, los materiales propios de la arquitectura blanca, para que todo ello transmitiese el concepto fresco y luminoso característico de la Costa del Sol.

El fin del vídeo comercial consistía en entregar al cliente final o promotor una imagen completa de lo que iba a ser la casa una vez entregada, por lo que se pretendía obtener un resultado que fuese similar al obtenido en las infografías estáticas, lo más fiel posible a la realidad, sin que fuese percibido un descenso de calidad en el producto. El mayor reto, por lo tanto, fue mantener el estándar de hiperrealismo en un diseño cuidado al detalle en cada una de las escenas, cuya extensión y disposición de cámara se habían acordado previamente con el cliente.

El proceso técnico para el desarrollo del vídeo consistió en la elaboración de los renders y la aceptación por parte del estudio y del cliente, en primer lugar, para posteriormente desarrollar la fase del vídeo de animación. El mayor reto fue conseguir elaborar el producto en los plazos ajustados que se disponían.

El resultado es un vídeo hiperrealista de alta calidad que muestra de una manera fiel y atractiva el modo de vida en la futura villa construida.

FICHA TÉCNICA

AÑO

2020

UBICACIÓN

Benahavís (Marbella)

FORMATO

Vídeo Animación 3D

CLIENTE

Arquitectura Marcos Sánchez

ARQUITECTO

Márcos J. Sánchez



COMPÁRTELO